El primer fin de semana del III Festival Hispanoamericano de Guitarra ha brillado por la gran calidad de los intérpretes y por la buena respuesta del público. Grandes maestros se subieron, el pasado fin de semana, al escenario del Palacio del Intendente Olavide para mostrar su arte con las seis cuerdas, su pasión y buen hacer.

La guitarrista serbia Ljubica Bukvic fue la encargada de inaugurar un ciclo que se compone de cuatro conciertos. Para ello, eligió un repertorio de marcado corte clásico. Bach, Álbéniz y Manuel de Falla, entre otros muchos.

Se llevó unos aplausos más que merecidos. No en vano, esta artista ha obtenido premios numerosos concursos y ha llevado su buen hacer a espacios de diferentes puntos de Europa.
El domingo tomó el relevo el Dúo Twelve Strings, formado por Enrique Muñoz padre e hijo. Presentaron un proyecto muy personal, creado con el entusiasmo de perpetuar el amor por la guitarra en diferentes generaciones de una misma familia.

“Estamos muy satisfechos porque nuestra firme apuesta por acercar la cultura a los vecinos y vecinas a pesar de la pandemia ha sido todo un éxito. Acabamos de terminar el Festival Internacional de Música con un lleno en cada uno de los conciertos. Lo mismo ha ocurrido el fin de semana con los recitales de guitarra. Esto nos marca nuestro camino a seguir. Democratizar la cultura y hacer de ella algo cotidiano en la vida carolinense es uno de los ejes de nuestras políticas”, afirma el concejal de Cultura, Marcos Antonio García.

El III Festival Hispanoamericano de Guitarra continúa, el próximo fin de semana, con las actuaciones de los directores de la cita: Javier Chamizo, el sábado 10 de octubre, y Gustavo Enrique Meléndez, el domingo 11.