El confinamiento ha dado mucho de sí en lo que a imaginación se refiere. En La Carolina, que lleva a gala su defensa del arte con especial atención al contemporáneo, se puso en marcha “Mi versión de…”, una iniciativa en la que los vecinos y vecinas recrearon cuadros de diferentes épocas. Durante más de un mes, se han recibido 35 fotografías de reinterpretaciones de obras de arte. En total, han sido 33 las personas participantes.

Tal es la perfección y el detalle que se ha obtenido en las recreaciones que la Concejalía de Cultura está planteando hacer una exposición con ellas. “Hay un buen trabajo detrás de cada una. Estamos esperando a alcanzar la nueva normalidad para ver si las exponemos en los quioscos del arte, durante los meses de verano, o en el Museo para que puedan ser disfrutadas por todos los vecinos y vecinas”, afirma el concejal del Área, Marcos Antonio García, que añade: “Doy las gracias a todos los que se han sumado, ya que han hecho crecer una propuesta ciudadana. Durante más de un mes hemos publicado las imágenes”.

Lo mejor de esta iniciativa ciudadana, alentada por la concejalía de Cultura, es que no era un concurso ni una competición, no había premio, solo se trataba del “arte por el arte”, de divertirse en unos momentos difíciles a través de la cultura. Y, desde luego, los resultados han sido inmejorables. Entre otras obras, se han recreado “Niño riendo asomado a una ventana”, de Murillo; “American Gothic”, de Grant Wood; “Los amantes”, de René Magrite, y “Carlos III, cazador”, de Goya.

La iniciativa ha supuesto un verdadero viaje por el mundo del arte en el que se han reinterpretado cuadros de diferentes etapas. Ha habido recreaciones llenas de color, como “La Dama del abanico”, de Gustav Klimt; otras más sobrias como “El Caballero de la mano en el pecho”, de El Greco, e, incluso, no han faltado los homenajes a los artistas locales, como las versiones del “Autorretrato”, de Juan Francisco Casas, y de “Vanitas IV”, de Miguel Scheroff. Incluso Marcos Antonio García se ha sumado con su reinterpretación del Autorretrato, de Van Gogh.

“Estamos sorprendidos de la buena respuesta y del gran talento de nuestros vecinos y vecinas. Las obras son dignas de ver. Una de las premisas de la Concejalía de Cultura siempre ha sido hacer del arte algo cotidiano en la vida carolinense y el resultado de esta propuesta nos hace ver que estamos en el buen camino. El mensaje ha calado y las expresiones artísticas han dejado de estar asociadas a una cultura más elitista”, concluye.