La ciudadanía carolinense ha demostrado “una gran responsabilidad” a la hora de salir con los menores a pasear. Así se ha puesto de manifiesto en los dos días en que los más pequeños han vuelto a las calles. Tanto el Paseo Molino de Viento como otros lugares en los que suelen jugar no han registrado aglomeraciones, si bien es cierto que se ha podido ver a los niños acompañados por alguien de su familia.
“Estoy muy orgullosa de las familias carolinenses. Lejos de salir en masa, se lo han tomado con calma y guardando las recomendaciones del Gobierno central al respecto. Por otro lado, también hay quien ha decidido esperar unos días más. Las dos posturas se entienden puesto que nos enfrentamos a un virus desconocido y comprendo que haya personas que se sientan inseguras”, afirma la alcaldesa, Yolanda Reche, que añade que lo sucedido en La Carolina nada tiene que ver con lo que se ha visto en otras ciudades españolas. “Este es el camino que hay que seguir para conseguir vencer al covid 19”, apunta.
Y es que las calles del municipio no se han visto saturadas ni con grupos charlando o a familias permitiendo que los menores jueguen juntos. “Han dado un gran ejemplo”, señala Reche, que remarca la importancia de guardar el distanciamiento social “tal y como se ha hecho” en estos días.
Las recomendaciones del Gobierno central indican que los menores pueden salir a distancias de un kilómetro desde su domicilio, guardar una distancia de dos metros y respetar las medidas de higiene.