“En estos momentos solo podemos estar del lado de los que lo están pasando mal y acompañarlos en su duelo”. Con estas palabras la alcaldesa de La Carolina, Yolanda Reche, explica el motivo por el cual se ha decidido decretar tres días de luto oficial. Serán del 30 de abril al 2 de mayo. En un decreto de Alcaldía se insta, además, a colocar crespones negros en las banderas que cuelgan del edificio consistorial (recogidas desde el pasado 30 de marzo). Por último, en el texto se convoca a todos los vecinos y vecinas del municipio a que, durante los tres días de luto, salgan a sus balcones o ventanas, a las doce de la mañana, para guardar un minuto de silencio.

“Con estos gestos solo pretendemos sumarnos al dolor de muchísimas familias, un dolor aún mayor al producirse en una situación tan difícil. De la misma manera, hemos decido colocar los crespones como muestra de respeto a las miles de víctimas tanto en la provincia, como en la comunidad autónoma y el resto del país”, afirma la alcaldesa, que añade: “Desde que comenzó la pandemia muchas decisiones se toman sobre la marcha. Debemos ir adaptándonos a cada cambio de escenario. En España, ya se ha cobrado más de 20.000 víctimas”.

El decreto reconoce que estamos ante una crisis sanitaria de “inmensas proporciones y sin precedentes”. De la misma manera, pone en valor el esfuerzo y serenidad de la ciudadanía carolinense, especialmente, de aquellos que se encuentran en las primeras líneas de lucha. “El Ayuntamiento no puede ser indiferente ni al sufrimiento un a los padecimientos de su ciudadanía. Quiere estar con las familias de los fallecidos”, afirma el texto.