El Ayuntamiento sigue trabajando para facilitar la vida de los que más lo necesitan mientras dure el confinamiento y el estado de alarma. En el marco de la iniciativa de ayudar a las personas mayores o con movilidad reducida a realizar sus compras de alimentación o de farmacia, ya han sido 25 los que han aprovechado el servicio.

“Desde un primer momento dijimos que no queríamos dejar a nadie atrás. Los mayores son las principales víctimas del Covid-19 y, por lo tanto, a las que más hay que proteger. Lo mismo ocurre con las personas de movilidad reducida. Entendemos que en estos días es más difícil que nunca que salgan a realizar sus compras. De ahí, nace la puesta en marcha del plan. Queremos hacer estos días más amables dentro de lo que cabe”, afirma la alcaldesa, Yolanda Reche.

La utilización de este recurso es tan simple como la de llamar al número de teléfono 953 66 00 34 o 953 68 20 10 ext 364, en un horario de 9 a 15,00 h. Al establecerse la comunicación, los usuarios pueden pedir aquello que les hace falta para que los trabajadores municipales de ayuda a domicilio y algún voluntario puedan ir a los comercios en su lugar y, después, llevarles la compra hasta sus casas. “Este tipo de medidas, que se unen a otras muchas tomadas, persiguen que nadie se quede sin sus productos básicos”, concluye Reche.