La Plaza del Ayuntamiento se ha convertido desde ayer, y hasta el próximo domingo 29, en el escenario de un sinfín de actividades que van desde los cuentacuentos hasta la cetrería, desde los talleres de pintacaras hasta los pasacalles. Estos son algunos de los ingredientes que aderezan el tradicional Mercado Navideño, un lugar con puestos de artesanía en los que los visitantes pueden comprar pendientes, jabones y bolsos, entre otros artículos.

La cita se ha convertido en una de las más esperadas, ya que junto a las competiciones deportivas, los conciertos o los teatros, el Mercado Navideño es una de las iniciativas que llenan el calendario carolinense en estas fechas, además de erigirse en un elemento dinamizador del comercio local.

El mercado se inauguró, ayer, con la apertura de los puestos. Los asistentes pudieron disfrutar de la exposición de cetrería y vuelos. Ya por la tarde, el programa lo compuso un cuentacuentos, el pasacalles de danza oriental y un espectáculo de bailarinas de danza del vientre.
La programación del Mercado se amplia, hoy viernes, con talleres de escayola y malabares, con la visita del Cartero Real, los villancicos de los pastores un espectáculo de fuego, entre otras actividades. Y es que, cada día, el programa varía con el objetivo de ofrecer un calendario variado.

“El Mercado Navideño llena de ambiente el centro de La Carolina. Lo dotamos de un gran contenido con el objetivo de hacerlo más atractivo para todos los vecinos y vecinas. De esta forma, al mismo tiempo que se facilitan las compras de última hora, niños y mayores podrán disfrutar de espectáculos, pasacalles y otro tipo de actividades”, afirma la alcaldesa, Yolanda Reche, que visitó el lugar acompañada por el equipo de Gobierno al completo.