El Centro Deportivo Municipal de La Carolina añade a su cartera de servicios el entrenamiento en suspensión, un método novedoso y con importantes beneficios para los que quieren mejorar su condición física. En concreto, las manos o los pies del deportista se encuentran sostenidos en un punto de anclaje mientras que la otra parte del cuerpo está apoyada en el suelo. De esta forma, se aprovecha el peso del propio cuerpo para trabajar de forma conjunta sobre toda la musculatura corporal.

“Es una disciplina especialmente interesante porque el desarrollo de la fuerza se hace desde un punto de vista global, desarrollando una fuerza funcional que, además, permite mejorar el equilibrio, la estabilidad de la parte central del core (área que engloba la zona abdominal y la parte baja de la espalda) y la flexibilidad”, afirma la concejala de Deportes, Carolina Rodríguez.

Con esta son más de veinte las actividades que se imparten en la instalación carolinense, entre ellas, enseñanza de natación, natación terapéutica, aquagym, natación de competición, entrenamiento funcional, tonificación, zona cardio, ciclo indoor, pilates otras más novedosas en el municipio, como nordic valking, zumba, body jump, GAP, espalda sana y, aerolatino.

“En el centro deportivo siempre buscamos innovar y buscar sistemas de entrenamiento que aporten beneficios a los usuarios”, afirma la concejala de Deportes Carolina Rodríguez.
El entrenamiento en suspensión aporta diferentes beneficios para la persona que lo practica, entre ellos, que permite entrenar todo el cuerpo, mejora la movilidad, la coordinación y la flexibilidad, recupera y disminuye el riesgo de lesiones, está indicado para problemas de espalda y contribuye a la pérdida y control de peso.