La celebración del Día de la Bici en La Carolina se ha convertido en una de las muchas actividades de la Concejalía de Deportes que apuestan por la movilidad sostenible y el fomento de hábitos de vida saludables. En la última edición, 110 personas entre niños y mayores se han subido sobre las dos ruedas para practicar deporte en familia y realizar actividades de destreza.

“Estamos muy satisfechos al comprobar cómo la bicicleta se está instalando como medio de transporte en el municipio. En el marco de la Semana Europea de la Movilidad y el Deporte, hemos realizado varias actividades para acercar la bicicleta a los centros educativos. Con la jornada de ayer llamamos la atención del conjunto de la ciudadanía. Es necesario luchar contra la vida sedentaria actual al mismo tiempo que contribuimos a reducir las emisiones de CO2”, afirma la concejala de Deportes y Educación, Carolina Rodríguez.

De esta forma, y para cumplir con las dos premisas citadas por la edil, los carolinenses estaban convocados, a las diez y media, en la Plaza del Ayuntamiento. La jornada se dividió en dos partes. La primera fue un recorrido por las calles del municipio. Los ciclistas pasaron por Pablo Olavide, el Parque Viñas del Rey, el Paseo Molino de Viento, la Plaza de España, la Plaza de las Delicias, Ciudad Jardín, la Plaza del Mercado y, por último, regresaron al Ayuntamiento.

En este lugar se desarrolló, además, una yincana para los más pequeños, que tuvieron que superar las pruebas propuestas por los monitores del Centro Deportivo Municipal y los técnicos de la Concejalía de Deportes. Niños y niñas disfrutaron de lo lindo al demostrar su destreza sobre la bicicleta y aprender nuevas técnicas.

Para concluir, gracias a la colaboración de las tiendas “Bicicletas Castillo” y “BEEP”, con sus responsables a la cabeza, Juan Castillo y Jonhatan Álvarez, se sortearon numerosos premios entre todos los participantes.
“Esta actividad ha servido para animar a los vecinos y vecinas. Hemos demostrado que la bicicleta puede ser una excusa perfecta para un rato de convivencia con los amigos y familia y un deporte divertido”, concluye Rodríguez.