La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Maribel Lozano, ha realizado una visita técnica a las obras de mejora en los edificios de 134 viviendas de la Junta en La Carolina. Ha estado acompañada por el delegado territorial de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Jesús Estrella, y por el gerente provincial de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), Agustín Moral. La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio desarrolla los trabajos de conservación y mantenimiento de las zonas comunes en la promoción de 134 viviendas en alquiler del parque público residencial de la Junta en el municipio jienennse de La Carolina. La actuación, contratada por la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) como titular de ese grupo de viviendas, ha sido encomendada a la empresa Grupo Torres y Ocaña con un presupuesto de 98.884 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.

Con esta actuación, se repararán las zonas comunes que presentan deterioro en esta promoción, que se ubica en las calles Luisiana, La Carlota, Corredera y plaza de las Nuevas Poblaciones. Se trata de un grupo de 134 viviendas unifamiliares en alquiler, con 2, 3 y 4 dormitorios, cuyas superficies van de 60 a 100 metros cuadrados distribuidos en una o en dos plantas.

La obra, que se inició en los primeros días de septiembre, corregirá las incidencias que se producen en los edificios en los períodos de lluvias, en los que se producen acumulaciones de agua que están deteriorando el recubrimiento de las viviendas. Esta circunstancia está provocando el desprendimiento de esa protección y en ocasiones, incluso dejando a la vista las armaduras y afectando a las juntas de dilatación.

Para resolver esta situación, se han proyectado trabajos de renovación y conservación de elementos comunes que presentan patologías detectadas previamente en el informe de evaluación de los edificios. Así, se intervendrá en las cornisas, aleros de losas armadas mediante la limpieza de las armaduras existentes, eliminando el hormigón suelto y colocando mortero de resina. Se dará pendiente a todo el alero de los edificios para facilitar la evacuación de aguas pluviales y, por último, se impermeabilizará toda la losa. El trabajo concluirá con el pintado de los aleros y la reparación de las juntas de dilatación entre viviendas que lo requieran.