Es el segundo año que el Ayuntamiento entrega los diplomas a los usuarios de Aprompsi que han realizado sus prácticas en las instalaciones municipales, pero, en esta ocasión, habrá una novedad: los seis jóvenes pasarán a formar parte de una bolsa de empleo para personas con discapacidad intelectual que se creará en breve.

Los seis jóvenes del Servicio de Orientación de Empleo de Aprompsi han recibido su diploma por haber superado las prácticas de forma satisfactorias. Durante un periodo de tres meses han trabajado como ordenanzas en diferentes organismos. En este sentido, dos estuvieron en los polideportivos, otros dos en el Centro Social, uno en la Casa de la Juventud y, el otro, en el Hogar del Pensionista.

El acto de entrega de diplomas estuvo presidido por la alcaldesa, Yolanda Reche; la concejal de Bienestar Social, Carolina Rodríguez, y la presidenta de Aprompsi, Ana María Quílez.

“Cuando hablamos de integración debe ser algo más que una palabra vacía. Por este motivo, hemos decido crear una bolsa de empleo específica para personas con este perfil. El trabajo incluye en la sociedad y te ayuda a formar parte de ella. Además, ayuda a eliminar los prejuicios que puedan existir”, afirma la alcaldesa, Yolanda Reche.