El Pleno ha aprobado por unanimidad una moción para que se establezca un protocolo de prevención sanitaria para el personal laboral del sector de la ayuda a domicilio. La propuesta, que ya ha sido aprobada en otras instituciones, como la Diputación Provincial, surge de una iniciativa de Comisiones Obreras que persigue una mayor coordinación entre las administraciones y las empresas para establecer las medidas de protección necesarias en cada caso para los trabajadores. “Andalucía es líder en dependencia y da servicios a 200.000 personas. Es necesario que los cuidadores trabajen con todas las garantías”, dijo la concejal de Bienestar Social, Carolina Rodríguez.

De la misma manera, también se ha aprobado por unanimidad la “Declaración institucional a instancia del Grupo Municipal Socialista con motivo del día 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género”, un texto que propone medidas para acabar con esta lacra y muestra la profunda repulsa de los grupos municipales hacia el terrorismo contra la mujer.

Por su parte, IU ha llevado a pleno una moción para crear en el municipio un Consejo Económico y Social. A propuesta del PSOE, la iniciativa ha quedado sobre la mesa y se ha decidido iniciar un expediente para estudiar la viabilidad del posible organismo.

Otro de los acuerdos, al que han dado su sí todos los partidos excepto el PP, es el levantamiento de reparo para el pago seguros sociales y nóminas.

Una vez que la multinacional Takahata ha comenzado las obras, también se ha dado el visto bueno a solicitud de la empresa sobre la bonificación del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras.

El último punto de la orden del día fue el “Cierre y Liquidación del Presupuesto. Aprobación de la Cuenta General Ejercicio 2017, al que solo dio el voto negativo el grupo municipal de IU.