Las emociones regulan la conducta y marcan el desarrollo vital. Una treintena de personas ha aprendido a conocerlas, identificarlas y gestionarlas en el Taller de Inteligencia Emocional, una iniciativa promovida por el Área de Igualdad del Ayuntamiento de La Carolina.

El curso se conformó de siete sesiones compuestas de teoría, práctica y dinámicas de grupo. En total, los participantes abordaron 42 emociones empezando por las 6 primarias: alegría, tristeza, miedo, ira, sorpresa y asco. “Las emociones marcan nuestro presente y futuro. Además, influyen en cómo percibimos nuestro pasado”, señala Beatriz López, psicóloga y responsable del taller. Por eso, en la parte teórica, se aprendió como diferenciar una emoción de un sentimiento y, también, cómo gestionarlas. Las prácticas pusieron sobre el papel lo aprendido y, durante las dinámicas de grupo, se realizaron diferentes juegos, como un “Pasapalabra emocional”.

El grupo, compuesto de personas de edad muy variada, se ha quedado más que satisfecho con la actividad y ha solicitado más iniciativas de este tipo.

“Es necesario trabajar con nuestro interior para poder desarrollarnos mejor como personas. Nuestro objetivo desde el Área de Bienestar Social e Igualdad es dotar de herramientas que les sean útiles a los carolinenses y fomenten su bienestar”, señala la concejal del ramo, Carolina Rodríguez.