El Área Sanitaria Norte de Jaén ha renovado la certificación UNE – EN ISO 14.001, que es un reconocimiento al esfuerzo de sus profesionales por el cumplimiento y respeto de las leyes medioambientales.

Esta acreditación es una norma internacional, emitida por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), que establece cómo implantar un sistema de gestión medioambiental eficaz. Está concebida para gestionar el equilibrio entre el mantenimiento de la rentabilidad y la reducción del impacto medioambiental.

Todos los centros de esta demarcación jiennense del Servicio Andaluz de Salud (SAS) han implantado medidas para optimizar el consumo energético y la generación de residuos resultantes de la actividad diaria. El principal objetivo de este sistema es minimizar el impacto de su actividad en el medio ambiente.

Los profesionales del Area Sanitaria Norte de Jaén han asistido a sesiones de formación sobre este tema, además que se han elaborado paneles visuales con gráficos informativos sobre segregación de residuos y se han repartido por todos ellos contenedores para papel y cartón, mercurio, placas radiográficas, tubos fluorescentes y envases de residuos peligrosos.

La obtención de esta certificación ha necesitado la revisión de las instalaciones de los centros sanitarios y entrevistas con sus profesionales responsables en materia de medio ambiente. Una comisión de calidad ambiental ha sido la encargada de canalizar todas las acciones emprendidas.

SIGA

Los centros del sistema sanitario público de Andalucía desarrollan estrategias a través del Sistema Integral de Gestión Ambiental (SIGA), al objeto de mejorar su eficiencia en términos de reducción de la demanda, fomento del uso de las energías renovables y la optimización de los contratos energéticos desde el punto de vista económico.

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha sido pionera a nivel nacional en la implantación de medidas tendentes a la mejora de la gestión ambiental de sus centros, de forma que su sistema sanitario público es el primero en obtener la certificación ambiental según las normas internacionales ISO 14.001:2004, al igual que sus hospitales públicos en contar con las certificaciones ambientales del Sistema de Ecogestión y Ecoauditoría de la Unión Europea.