El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de La Carolina ha archivado definitivamente la denuncia presentada por IU en relación a la venta de una nave municipal en el año 2003. El juez concluye que no hay indicios de la  comisión de un delito de prevaricación administrativa, por lo que dicta el sobreseimiento provisional de la causa. El plazo para la presentación de recurso ha finalizado sin que se haya presentado, por lo que el archivo es firme.

El vicesecretario general del PSOE de La Carolina, Manuel Mondéjar, explica que este “varapalo judicial” a IU es la constatación de que “no había ninguna ilegalidad” y de que, en cualquier caso, “las responsabilidades políticas por mala gestión y retraso en la resolución del problema hay que buscarlas en los equipos de Gobierno del PP”.

Mondéjar afirma que la decisión del juez confirma lo que había estado diciendo el PSOE, que IU estaba haciendo “un tremendo ridículo”, ya que era “una denuncia disparatada, paranoica, que no tenía ningún fundamento y que sólo tenía el propósito de desgastar al equipo de Gobierno del PSOE por unos hechos cuya responsabilidad recaía claramente sobre los Gobiernos municipales del PP”. “Una vez más, hemos visto cómo IU de La Carolina le hacía el caldo gordo a la derecha con esta denuncia, hoy lógicamente desacreditada en el juzgado”, apunta.

Mondéjar exige a los líderes locales de IU que pidan “disculpas” por el daño causado. “No sólo han intentado manchar la reputación del actual equipo de Gobierno, sino que específicamente hicieron unas alusiones miserables a la concejala socialista Carolina Rodríguez. Por todo ello deberían pedir perdón. En política no todo vale”, les reprocha.

El responsable socialista considera clarificador que el auto judicial señale que el Ayuntamiento no acordó ninguna decisión para solucionar el problema hasta el año 2015, momento en que el PSOE llegó a la Alcaldía. Hay que recordar que el origen de la operación de venta se remonta al año 2003, cuando el PP gobernaba con mayoría absoluta con Ramón Palacios como alcalde y Francisco Gallarín como concejal de Hacienda.

Ese equipo de Gobierno del PP le cedió la nave a Serhoca y a continuación se produjo un desacuerdo entre ambas partes sobre el modo de pago, ya que el Ayuntamiento le adeudaba dinero a la empresa y ésta quería que se compensara esa deuda con la adquisición de la nave. A partir de ahí, el PP “no movió un dedo durante años y dejó que el tema se pudriera”. Esta dejadez ocasionó “un claro perjuicio para los intereses municipales”, según el juez.

Fue el equipo de Gobierno del PSOE el que en 2016 requirió a la empresa para liquidar la compraventa, sin que tampoco hubiera acuerdo. En abril de 2017 Serhoca entregaba las llaves de la nave y el Ayuntamiento recuperaba la posesión de este bien municipal. “Esto es lo que pudo hacer el PP durante 12 años y sin embargo no lo hizo”, sentencia Mondéjar.

Además, y una vez constatado el desacuerdo con la empresa, el Ayuntamiento de La Carolina inició el procedimiento para impulsar las oportunas acciones judiciales. De hecho, el pasado mes de marzo ya procedió a interponer la correspondiente demanda, una iniciativa aprobada por junta de gobierno a propuesta de la Alcaldía el pasado año 2017.

Mondéjar valora que la colaboración del Ayuntamiento con el Juzgado ha sido “total”, ya que ha aportado cuantiosa y detallada documentación sobre las actuaciones llevadas a cabo en estos últimos 2 años. “El equipo de Gobierno socialista ha mostrado su plena disposición a colaborar con la Justicia en todo momento, porque no tiene nada que ocultar, como ha quedado sobradamente demostrado, y porque es el primer interesado en que se depuren responsabilidades si se ha producido un daño al Ayuntamiento”, apostilla.