Más de 1.200 escolares de una decena de centros educativos de la provincia de Jaén -CEIP Navas de Tolosa (La Carolina), CEIP Miguel Hernández (Castillo de Locubín), CEIP San Isidro Labrador (Puente de Génave), CEIP Santa Potenciana (Villanueva de la Reina), CEIP San Isicio (Cazorla), CEIP Nuestra Señora de Zocueca (Bailén), CPR El Collao (Génave), CEIP Francisco Badillo (Villargordo), CEIP Virgen de la Cabeza (Cazorla) y CEIP María Zambrano (Jaén)- han participado durante el pasado curso escolar en el Juego de la Serpiente, un proyecto europeo impulsado en la provincia por la Diputación de Jaén en el que colabora la Dirección General de Tráfico que pretende “fomentar el uso de desplazamientos sostenibles y seguros que reduzcan las emisiones de CO2”, subraya el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno.

Los resultados de este proyecto muestran un incremento de un 10 por ciento de media en la utilización de desplazamientos sostenibles a estos centros educativos con respecto a los hábitos de los escolares antes del desarrollo del juego, logrando que el 90 por ciento de los desplazamientos después de la campaña sean sostenibles, andando, en bicicleta, compartiendo coche o en transporte público. Mención especial merece el caso del CEIP Santa Potenciana, de Villanueva de la Reina, donde tras finalizar el Juego de la Serpiente se ha alcanzado un 99% de desplazamientos sostenibles. El diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente pone el acento en los “múltiples beneficios que se obtienen con esta forma de movilidad, como es fomentar y habituar a los niños a hacer deporte, favorecer las relaciones sociales con los compañeros, reducir la contaminación o lograr un ahorro económico para las familias, así como eliminar las dobles y triples filas de los colegios con el peligro que ello conlleva”.

Esta actividad se ha desarrollado en cada centro educativo a lo largo de diez días lectivos, en los cuales se han realizado encuestas a mano alzada para conocer los viajes sostenibles del alumnado, así como otro tipo de propuestas orientadas a afianzar en los menores el concepto de movilidad sostenible, como charlas, estudios de movilidad realizados por los propios alumnos, o la elaboración de serpientes con material reciclado. Cada colegio establece una serie de premios no materiales como tiempo extra de recreo o menos actividades para casa, entre otros. Finalmente, si el centro alcanza el objetivo marcado, consigue un premio mayor, como puede ser material escolar o la realización de un taller del programa “Recrea en Verde” de la Diputación de Jaén.

El juego de la serpiente es una campaña europea, en la que participan cientos de escuelas en 18 países cuyo fin es el de promover que el camino al colegio se haga andando, en bici o utilizando el transporte público, animando a los niños y niñas y sus padres y madres a desplazarse utilizando formas de movilidad sostenibles que garanticen la reducción de emisiones de CO2 del municipio.