En el transcurso de un control de transporte de mercancías de la Guardia Civil en la A-4 a su paso por La Carolina, se detectó un turismo que presentaba signos de nerviosismo ante presencia de los agentes. Al proceder a su identificación y registro, fue localizado un bulto embalado, el cual contenía 30 Kg. de hachís. Una vez identificado el conductor, resultó ser un vecino de Madrid, siendo detenido como presunto autor de un Delito Contra la Salud Pública.