El Grupo Social ONCE (la suma de ONCE, Fundación ONCE y el grupo de empresas sociales ILUNION) creció en todos los parámetros en el último año en Jaén, con más ventas en los productos de juego, más premios, más empleo, más formación y más prestaciones sociales en la provincia, según el Informe de Valor Compartido del último ejercicio que han presentado hoy el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, y la directora en Jaén, Rosario Sedano, en un acto en el que han participado el consejero territorial Francisco Cabrera y la vendedora jienense Alhelí Guillén.
“Un balance que afianza y refuerza el compromiso del Grupo Social ONCE con los jienenses –destacó Martínez- y evidencia que la inclusión laboral de las personas con discapacidad es siempre una apuesta ganadora porque es rentable económica y socialmente”. “Estamos enseñando a las empresas y a las administraciones –añadió-, que la inversión social en igualdad es beneficiosa para todos, aporta competitividad, marca la diferencia y añade un valor esencial para el beneficio empresarial y para el progreso como sociedad”. Un éxito, dijo, “que es de todos” porque se debe en gran medida al apoyo que los jienenses y los andaluces dedican a diario a los productos de juego responsable de la ONCE.

Actividad económica y social

El volumen de ventas de la ONCE en Jaén en el último año ascendió a 29,98 millones de euros que suponen un incremento del 4,62% con respecto al ejercicio anterior. En Andalucía la ONCE sumó un total de 574,80 millones de euros en ventas.

Jaén sigue sumando fortuna con los sorteos de la ONCE ya que recibió 15,76 millones de euros en premios a lo largo de 2017, de los 302,44 millones repartidos en Andalucía.

La inversión social ascendió a 13,04 millones de euros de un total de 250,20 millones de euros en la Comunidad Autónoma. En el último año el Grupo Social ONCE creó un total de 50 nuevos puestos de trabajo en Jaén por lo que cuenta en la actualidad con 567 trabajadores. El 88% de ellos son personas con discapacidad y un 44% mujeres. En Jaén la ONCE cuenta con 266 vendedores de los 5.266 que integran la red de ventas en Andalucía.

De cada euro ingresado por un cupón vendido el 52% se destina a premios, un 35,9% a salarios y gastos de gestión del juego y el restante 10,7% directamente a inversión social específica destinada a personas ciegas o con otra discapacidad.

52 personas se afiliaron a la Organización en Jaén durante el último año. Así, la provincia cuenta con 1.130 personas ciegas y con discapacidad visual grave que representan el 7,23% del conjunto de afiliados en Andalucía. De ese colectivo, 40 jienenses son afiliados sordociegos que recibieron un total de 1.340 horas de mediación personalizada en el último año. Hay además dos afiliados que cuentan con un perro guía para su movilidad diaria.

Los afiliados a la ONCE en Jaén recibieron 491 servicios personalizados, realizaron 761 solicitudes de adaptación bibliográfica, hicieron 80 intervenciones de aprendizaje de braille y formación en nuevas tecnologías y atendieron 822 asistencias formativas. A lo largo del último año 2.685 personas asistieron a alguna de las 92 actividades de animación sociocultural y deportiva organizadas por la ONCE en Jaén.

La ONCE en Jaén cuenta con 38 voluntarios que apoyan las necesidades de sus afiliados y que el último año realizaron 768 servicios de voluntariado. En el ámbito educativo, en el último curso escolar un total de 108 alumnos ciegos y con discapacidad visual grave recibieron la atención educativa de la ONCE, en colaboración con la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, en todos los ámbitos educativos.

Confianza en la discapacidad

“Este balance avala la consolidación y el fortalecimiento de nuestro modelo social en todos los parámetros y afianza nuestro objetivo último; generar más empleo y más formación para provocar más inclusión y más integración”, dijo el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla. A su juicio, los datos del último ejercicio demuestran “que la inclusión laboral de las personas con discapacidad es rentable económica y socialmente”.

En este sentido, Cristóbal Martínez, lanzó una llamada de confianza a los empresarios jienenses y a las administraciones para que confíen en el colectivo de personas con discapacidad. “La inversión social en igualdad es siempre un beneficio para el conjunto y un elemento de competitividad y responsabilidad que marca la diferencia y aporta valor, riqueza y progreso”.

Martínez, que se declaró “muy orgulloso” por este balance, pidió a los empresarios que “pierdan sus miedos” y que conozcan las muchas ventajas e instrumentos que hay a su disposición para favorecer la inclusión de las personas con discapacidad en el mercado laboral.