Una representación de la Comisión de Nacional del Fuero del 250º aniversario de la fundación de las nuevas poblaciones de Sierra Morena se desplazó hasta la localidad de Baeza para rendir homenaje a Pablo de Olavide que se encuentra enterrado en la iglesia de San Pablo de esta localidad, donde residió los últimos años de su vida en la
vivienda de un familiar.

Fueron recibidos por la alcaldesa de la localidad Dolores Marín que destacó el trabajo del fundador de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y valoró los logros que se han realizado desde la Comisión para dar a conocer la labor de Pablo de Olavide. Por parte del alcalde de Guarromán, Alberto Rubio, se le hizo entrega a la alcaldesa de la
medalla del 250º aniversario

Tras la recepción municipal se desplazaron hasta la Iglesia de San Pablo, donde se encuentra enterrado Pablo de Olavide, que residió sus últimos años muy cerca de esta iglesia. Ante una placa que se encuentra en la puerta se le hizo la ofrenda de una corona elaborada de laurel y ramas de olivo en recuerdo por el trabajo llevado a cabo
por este personaje que dió luz a una zona de la provincia practicamente deshabitada.

Ante la tumba de Pablo de la Olvide, en el interior de la iglesia, se le hizo un responso por parte de párroco de San Pablo que atendió al colectivo de representantes de la Comisión encabezados por los alcaldes de las poblaciones de la provincia y la presidenta de la Comisión Águeda Castellano.