Ante la aprobación, por mayoría absoluta, en el pleno del Ayuntamiento de La Carolina de la moción a favor de la denominación de un espacio público de este municipio con el nombre de “Los Colonos”, el equipo de Gobierno propone, en el pleno extraordinario de mañana, ubicar esta calle en la que actualmente se denomina calle Sevilla. Por otra parte, solicitan reconocer el papel importante que supuso la mujer en la época de la repoblación con otra vía. “Se hace esta propuesta por el vínculo con nuestro origen fundacional como la Capital de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía, en homenaje y emotivo recuerdo a todos los colonos centroeuropeos y españoles que arribaron a estas agrestes tierras para transformarlas en útiles y aptas para vivir”, argumenta el concejal de Cultura, Marcos García, quien propone ubicarla en la actual calle Granada.

En cuanto al reconocimiento de las colonas, García explica su propuesta como una especial mención a la figura de la mujer en el periodo colonizador. “Desde el documento del fuero la mujer tuvo un papel muy significativo en la creación y colonización de las Nuevas Poblaciones con atribuciones y derechos hasta ese momento totalmente ajenos al género femenino”, apunta el edil quien pone de ejemplo el derecho a la educación en igual condición el hombre, o el derecho a poseer y heredar la tierra. “Ante ello, consideramos más que meritorio este nombramiento por poner en valor la modernidad que supuso, en el ámbito social, el fenómeno de las Nuevas Poblaciones, de las que La Carolina es capital y principal baluarte”, destaca.

Después de un profundo análisis del callejero de la ciudad, Marcos García plantea cambiar el nombre de las calles Sevilla y Granada, del barrio de Ciudad Jardín, por las dos propuestas. “Las consideramos apropiadas candidatas porque lindan al oeste con la calle Thurriegel, el militar bávaro con el que el Rey Carlos III firmó la contrata para reclutar y traer 6.00o colonos extranjeros a las Nuevas Poblaciones, con lo que existe un vínculo histórico muy fuerte y estrecho. También se encuentran muy cercanas las calles Campomanes, Floridablanca y Jovellanos, todas ellas dedicadas a los ilustrados españoles que hicieron posible el proyecto de Nuevas Poblaciones, con lo que se le conferiría al barrio una unidad de identidad vinculada y dedicada al origen colonial. Hay que añadir que también quedaría cercana y vinculada a la huerta y barrio de Fuente Spitz, nombre proveniente del colono al que se le adjudicó aquella suerte de terreno”, argumenta el concejal de Cultura.

Homenaje a los mineros

Por otra parte, el Grupo Socialista expone su intención de destacar, también por medio del nombre de calles, lo que significó la actividad minera en la historia del municipio carolinense desde el siglo XIX hasta finales del XX, siendo en los últimos años un recurso en recuperación como reclamo turístico. “Entendemos que las calles aún sin nombre de la Unidad de Ejecución numero 17 –conocida como Paraje de Jesús y que supone un mirador natural hacia la zona de las minas del filón Guindo–, podrían ser muy buenas candidatas”, expone García. En este sentido, propone los nombres “Calle de los mineros”, “Calle de los martilleros”, “Calle de los vagoneros” y “Calle de los barreneros”. “Creemos que estas denominacioens serán bien recibidas por los vecinos de La Carolina ya que responden a los oficios de muchos de nuestros antepasados”, concluye el concejal.