Las obras del punto limpio de La Carolina están a punto de finalizar. Si todo marcha según lo previsto estarán terminadas para mediados del próximo mes. Así lo han comprobado la alcaldesa, Yolanda Reche, y el concejal de Servicios y Medio Ambiente, Andrés Cuadra, durante su visita a la futura infraestructura.
“Se trata de una de las obras más esperadas porque permitirá la recogida y reciclaje de diferentes tipos de residuos”, explica Reche. Para ello, el futuro punto limpio del municipio contará con 6 contenedores dispuestos en un muelle de carga para residuos genéricos o domésticos, una oficina central y un porche cubierto para residuos peligrosos.
El coste de ejecución de la obras es de 553.406, 19 euros y ha sido posible gracias a una subvención de la Junta de Andalucía. De hecho, fue presentado, en el año 2019, por el entonces el delegado de Medio Ambiente, Juan Eugenio Ortega (PSOE).
Se emplazará en una parcela situada en el Polígono de La Aquisgrana, entre las calles Baviera, José María Beltrán Tío (calle Italia) y Saboya. Contará con una superficie de más de 1.600 metros cuadrados y tendrá tres fachadas a viales públicos.
Al futuro punto limpio, los vecinos podrán llevar diferentes tipos de residuos domésticos, como vidrio, papel, cartón, maderas de embalaje, derribos, restos de poda y jardinería, aparatos eléctricos, baterías de automóvil, pinturas y disolventes y residuos voluminosos, entre otros. No en vano, tal y como se explica en el proyecto, un punto limpio es un área de recogida controlada y voluntaria de residuos que complementa a los servicios de implantación municipal.
“El punto limpio es una pieza más, pero decisiva, para conformar el puzle de la gestión sostenible de los recursos y residuos de nuestro municipio. Le pediría a la ciudadanía que se implique con esta nueva infraestructura y que conviertan en un hábito el llevar todo aquello que ya no nos sirve o que no utilizaremos al punto limpio para su reciclaje y revalorización. Cambiemos la frase vamos a tirar la basura por vamos a reciclar”, concluye Reche.